Soy fotógrafo y no me refiero solo a mi profesión. Casi siempre llevo una cámara conmigo y, si no lo hago, por lo general me arrepiento. Me encanta estar rodeado de naturaleza y me mudé a Galicia desde el Reino Unido en 2010 para explorar sus costas salvajes y sumergirme en otra cultura, pero me enamoré de sus paisajes y su gente.

Soy una persona sociable a la que le encanta observar, conversar e interactuar con los demás, y de ahí es donde realmente surgió mi pasión por convertirme en fotógrafo de bodas/retratos. Me encanta estar rodeado de gente.

Siempre me ha interesado la fotografía. Cuando era niño, recuerdo a mi padre sacando fotos atemporales de nuestras vacaciones en familia que aún hoy me encanta volver a ver. Esto me hizo darme cuenta de lo importante que es capturar y conservar los recuerdos.

Tener dos hijas muy activas significa para mí pasar mucho tiempo al aire libre con mi familia, fotografiando los paisajes y las experiencias que compartimos juntos. Como padre, siento el paso del tiempo mientras las veo crecer y las fotografías que saco me ayudan sentir el tiempo de forma más tangible, menos frágil. Es un sentimiento que también me apasiona ofrecer a los demás. Me hace feliz la idea de que, en el futuro, las fotografías que yo hice formarán una parte de los recuerdos de muchas otras familias, documentando un momento en la vida de su hijo o una experiencia preciosa con sus seres queridos. 

Cuando no estoy sacando fotos o pasando tiempo con mi familia, generalmente me encontrarás disfrutando

de la naturaleza de Galicia en algún tipo de aventura: surf, kayak o escalada. Aunque muy a menudo, también llevaré una cámara conmigo, por si acaso. Podrás saber más sobre mi historia aquí.

Retrato de Sam Ponsford, Fotografo de bodas espontaneo/documentale en carnota, galicia

Tengo el mejor trabajo del mundo jaja : )

En este vídeo abajo se puede ver un poco más sobre mi vida aquí en la costa Gallega con mi familia.

Any y noel // muros, gz


Sam es más que un fotógrafo. Además de la calidad de las fotografías, del realismo de las mismas y de la profesionalidad que Sam proyecta en su trabajo, hay que tener también en cuenta toda la predisposición, facilidades y esfuerzo que Sam puso en hacer de nuestro día algo que podremos recordar gracias a su fotografía. Solo tengo palabras de agradecimiento por su compromiso y por su amabilidad. Si alguna vez necesito de un fotógrafo para un evento especial familiar, ya sé a quién llamar.

Mercedes y emilio // ribeira, gz


La obra de Sam Ponsford es la obra de un artista con una visión que va más allá de lo que los ojos pueden ver. Su sensibilidad para captar momentos únicos es su sello; su estilo único que combina intuición y erudición florece en cada uno de sus trabajos. Como digo, su obra se defiende sola porque su calidad es abrumadora, pero además el trato humano y profesionalismo que nos ha brindado cada vez que hemos tenido la suerte de contar con él me lleva a sugerirle que si alguna vez precisa un trabajo fotográfico IMPECABLE, llame a Sam Ponsford.


jonnny y katy // Gales, UK


Sam hizo las fotos de nuestra boda en la bonita península de Llyn, en el norte de Gales, en Reino Unido. Estamos totalmente asombrados con su fotografía. Estuvo totalmente presente de principio a fin pero de una forma muy discreta. Sam capturó nuestras emociones y las de nuestros invitados de una forma única. Retrató con un estilo documental el viaje de ese fin de semana tan especial, de principio a fin y sin perderse un detalle. Los retratos, las fotos naturales, los primeros planos y los paisajes de Sam son únicos y mágicos. Él captura la belleza del momento más sutil. Gracias, Sam, por crear un álbum de recuerdos que conservaremos para siempre. Katy y Jonny. Un beso.


Érika y dani // OLEIROS, gz


Escoger a Sam como fotógrafo ha sido todo un acierto. Si tuviera que describirlo en pocas palabras serían facilidad (en el trato y la organización) y brillantez (en todo su trabajo). Se integró totalmente entre los asistentes a la ceremonia y nos olvidamos de que estaba allí, sin embargo, no se perdió ni un detalle de todo lo que sucedió. Las fotografías son naturales, ha captado la esencia de los asistentes y eso se nota en el resultado final. Si buscáis imágenes vibrantes llenas de color y un profesional observador, cercano y que ama su trabajo, sin duda os recomendamos a Sam.